Delegación

Delegación. Los matanceros que serán parte de la delegación argentina que participará en los Juegos Olímpicos Universitarios de Taipéi estuvieron presentes en el evento que organizó la FeDUA antes del viaje. Mariano Yorio, jugador de la UNLaM, fue designado como el capitán de la Selección de fútbol.

Antes de que comiencen los viajes de los equipos argentinos a Taipéi, sede de los 29° Juegos Olímpicos Universitarios, la Federación del Deporte Unversitario Argentino (FeDUA) brindó una reunión de despedida para los deportistas, entrenadores, médicos y coordinadores que compondrán la delegación de 258 personas, la mayor de la historia.

“Para nosotros, es un orgullo y una gran satisfacción llegar a esta instancia y ver el crecimiento del deporte universitario argentino año tras año”, expresó Emiliano Ojea, presidente de la FeDUA, antes de llevar a cabo el brindis de despedida.

“Estar en los Juegos es un sueño que cumpliremos, pero, también, una oportunidad para cruzarnos con las potencias del deporte por primera vez”, dijo Policarpo.

Allí estuvieron parte de los deportistas y entrenadores de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) que viajaron ayer a China. Mariano Yorio, uno de los futbolistas que integrarán el plantel dirigido por Raúl Cardozo, fue designado en el evento como capitán de la Selección.

“Es un orgullo llevar la camiseta argentina y un orgullo aun mayor cuando me enteré de que seré el capitán. La expectativa nuestra es ganar el oro. Si bien nunca jugamos a nivel internacional, somos Argentina y tenemos que dar lo mejor. Siento mucha felicidad y responsabilidad”, comentó el volante.

Otro de los presentes fue Facundo Policarpo, entrenador de la UNLaM y quien estará al frente del equipo femenino de waterpolo. “La preparación ha sido muy buena. Contamos con la base de la Selección Nacional, con cinco chicas de la Universidad en el equipo. El torneo tiene un nivel muy alto para la realidad del waterpolo argentino, pero nos va a venir muy bien para los campeonatos que tenemos con la Selección el año que viene. Estar en los Juegos es un sueño que cumpliremos, pero, también, una oportunidad para cruzarnos con las potencias del deporte por primera vez”, sostuvo.

A su vez, Jorge Ciampoli, entrenador de la UNLaM y DT de los ocho nadadores argentinos que competirán en Taipéi (cuatro por rama), también expresó: “El equipo argentino tiene mucha experiencia, ya que estuvieron en los Juegos Panamericanos y Sudamericanos absolutos, por lo que mi trabajo como entrenador se facilita. Si los chicos se adaptan al cambio de horario, podemos pensar en estar en la semifinal o la final”.

Con respecto al momento de Florencia Panzini, nadadora que representa a la UNLaM y vivirá su segunda Universiada (participó en Gwangju 2015), Ciampoli indicó que “Flor está muy bien y ella es la que me da consejos a mí, porque tiene más experiencia internacional”.

 

 

Anuncios